Un blog sobre juguetes de adultos, fotografías, relatos eróticos…

Strap on en la oficina relato BDSM femdom

Strap on en la oficina relato BDSM femdom

Ernesto trabajaba en las oficinas centrales de una gran compañía, era director de zona, un puesto exclusivo y bien remunerado que le daba derecho a despacho propio y secretaria de dirección. Esa mañana entró en el ascensor y apretó el botón de la planta 15ª. El ascensor se detuvo en el piso 4º, la puerta se abrió y entró Maria, secretaria de dirección de la planta 10ª. Ernesto no podía dejar de notar sus pechos en ese generoso escote y pensó que ella estaba obviamente luciéndose y trabajándose un aumento de sueldo. Se preguntó como sería la nueva secretaria que le enviaban en sustitución de su antigua secretaria Paula

El ascensor llegó a la planta 15ª, las puertas se abrieron y se dirigió a su despacho. Abrió y entró, cerrando la puerta tras si.

Encendió su pc y leyó el correo, había un correo del director general sobre la nueva secretaria, decía lo siguiente:
.”… por tanto, he nombrado a una sustituta que yo personalmente puedo decir que es de confianza. Su nombre es Verónica y va a llegar sobre las 10:00, por favor, sea amable”.

En esta compañía al puesto de secretaria de dirección no se llega enseguida, hay que demostrar ser muy buena y tener un buen currículo, bueno, hay otras maneras de llegar mas rápidamente, pensó él con una sonrisa.

Todavía eran las 9 así que contestó algún correo y se dispuso a ojear páginas pornográficas para hacer tiempo, se desabrochó el botón del pantalón y bajó la bragueta y sacó su polla, que ya estaba semi erecta por las imágenes que estaba viendo. Sus favoritas eran fotos de sexo anal y enculadas. Acarició su polla, soñando con la chica de pelo castaño quien salia en la pantalla follada por 3 hombres.

De repente alguien tocó a la puerta. Ernesto miró la hora, 09:30, ¿quién coño sería?, todos saben que no se me debe molestar  antes de las 10.

Ernesto se subió los pantalones y fue hacia la puerta y la abrió. Delante de él había una mujer con pelo castaño brillante, gafas, amplios pechos y una figura curvilínea impresionante “Buenos días señor Ernesto, mi nombre es Verónica,  me dijeron que estaría esperándome.” Ernesto hizo una pausa por un momento, Verónica le recordaba a la chica de las imágenes.

“Por favor, entra” Ernesto balbuceó, Verónica pasó y no pudo dejar de notar el bulto en los pantalones de Ernesto. “Espero no haberle interrumpido”, dijo Verónica en voz baja “No, no en absoluto, por favor pasa” Al pasar ella por delante rozó la polla de Ernesto o fue simplemente su imaginación.

“En realidad, yo no te esperaba hasta 10” comentó Ernesto. Verónica sonrió y respondió:

Paula, su anterior secretaria me dijo que estuviera aquí a las 9 y media por si podía serle útil a esta hora.

Ernesto se quedó pensativo, estaba seguro de que Paula sospechaba que él se hacia pajas antes de las 10 por eso había dicho a Verónica que fuera antes, para sorprenderlo, será zorra!

sexo en la oficina, el blog del deseo

Ernesto de buena gana se hubiera follado a Paula en la oficina, follar en la oficina es uno de las fantasías sexuales mas extendidas pero Paula siempre había sido una estrecha y Ernesto nunca se le había insinuado.

En estos pensamientos estaba cuando Ernesto vio que Verónica observaba disimuladamente el bulto de sus pantalones.

Ella, al verse sorprendida, aparto la vista y dijo, bueno, “Sr. Ernesto, ¿quiere que le ordene el correo?”

Al acercarse a la mesa del despacho Verónica vio la pagina web que Ernesto con las prisas se olvidó de cerrar, en ese momento, la película de la chica follando con tres tipos había cambiado, en su lugar, la misma chica llevaba un strap on y tenia a uno de los tipos a su merced. Verónica cayó en la cuenta de porqué su jefe tenia una tremenda erección.

¿Así que a su nuevo jefe le gustaban los jueguecitos BDSM? Bien, ella le complacería, quería ascender en la compañía y ella sabia que en este mundo machista no solo cuenta el currículo para ascender…

Ernesto no sabia que decir. “al hacer clic en el enlace de un correo se abrió esa pagina y…”, mintió Ernesto.

“No ocurre nada Sr. Ernesto, se que a veces ocurre y bueno, ya somos mayorcitos, no?, además, me gusta lo que veo… quien le haya mandado el correo tiene un gusto especial, distinto…”

Al acercarse, Ernesto vio en la pagina web a la chica del strap on, no era partidario de ese tipo de juegos, el era un macho dominante y no un sumiso que se dejara follar el culo por una mujer, no obstante a Verónica parecía irle ese tipo de cosas.

Ambos estuvieron mirando las imágenes como adolescentes que descubren el sexo en Internet por vez primera, Ernesto observó como Verónica se excitaba y respiraba agitadamente al ver las imágenes, el por su parte también estaba empezando a excitarse de nuevo.

Verónica abrió la puerta del despacho, cogió un bolso que había dejado fuera y cerró de nuevo la puerta con el cerrojo.

el blog del deseo

Ernesto, vamos a jugar, le tuteó Verónica mientras su mano agarraba el paquete de él tanteándolo y sopesando el tamaño del aparato bajo el pantalón.

Se besaron y empezaron a meterse mano, él gozó de los pechos firmes y los turgentes pezones de ella y ella suspiró al acariciar el duro pene y las redondas pelotas de el.

Ella se agachó y le bajó los pantalones y el slip, agarró el duro pene con las manos y lo lamió al principió suavemente y luego ya mas salvajemente.

el blog del deseo

Se lo metió en la boca y lo chupó sabiamente, Ernesto se estaba viendo transportado al séptimo cielo del placer y se dejó hacer.

Mientras Verónica chupaba la polla de Ernesto, con la palma de la mano acariciaba las duras pelotas llenas de leche y su dedo corazón acariciaba la zona anal. Como Ernesto ya llevaba casi una hora de calentón atrasado no pudo más y se corrió en la boca de ella.

Mujer con leche en la cara, el blog del deseo

Un torrente de calida y espesa leche inundó la boca de Verónica la cual tragó ávidamente y con satisfacción.

Verónica se incorporó y besó a Ernesto el cual se vio sorprendido por el sabor de su propio semen en la boca de ella sin darle tiempo a reaccionar. Verónica era una mujer atrevida, no solo atrevida, sabia llevar las riendas en un encuentro sexual. Ernesto, acostumbrado a mandar esta vez se sintió a gusto y distinto adoptando un papel secundario y se dejó llevar devolviéndole el beso.

secretaria agarra corbata a jefe, el blog del deseo

Con un movimiento felino Verónica atrapa a  Ernesto por la corbata y ata la misma a la mesa.

“Se lo que te gusta Ernesto y te lo voy a dar”.

Ernesto está sorprendido e indignado, ¿como puede atreverse a tanto? la voy a despedir ahora mismo, pensó. Pero cayó en la cuenta, Paula, su anterior secretaria no solo había dicho a Verónica que viniera antes sino que seguro le había dicho que Ernesto era sumiso. Por supuesto, Verónica al ver el vídeo BDSM  en su pc se había convencido de que a su jefe le iba el rol sumiso.

Inmovilizado como estaba, Ernesto se dejó hacer. Vio a Verónica abrir su bolso y sacar una serie de juguetes BDSM, látigos  vibradores, strap on, esposas, ligaduras… Ella cogió un consolador y le dijo a Ernesto.

Le mete al jefe un consolador en la boca, el blog del deseo¿

“Ves esto”? Ahora mismo te lo vas a comer y luego te lo voy a meter por el culo, te voy a violar el culo sin piedad.

Luego, Verónica se situó tras él,  Ernesto no veía que iba a hacer, aunque lo intuía y eso le daba mucho morbo.

Asslicking el blog del deseo

Ernesto sintió como ella lamia su culo, lo hacia con maestría. Su pene empezaba a recuperarse del placer que estaba sintiendo, era un asslicking fantástico, como nunca se lo habían hecho antes.

Su ano se relajó y ella le metía la lengua sabiamente, la metía y la sacaba de su ano y le besaba ahí  haciéndole estremecer de placer. Al poco notó los dedos de ella lubricados abriéndose paso en su culo y ensanchándolo. Ernesto se preparó, sabia lo que venia después…

secretaria penetra al jefe con consolador, el blog del deseo

Verónica lubricó el consolador y lo colocó en el culo de su jefe, fue empujando poco a poco, cuando notaba resistencia  dejaba de apretar, cuando notaba que él se relajaba lo metía mas. Notaba como la respiración de su jefe se aceleraba.

 

secretaria con strap on, el blog del deseo

Dejando el consolador dentro del culo de su jefe, Verónica recogió un strap on de los que llevaba en el bolso y se lo puso, luego se sentó en un sofá señalándolo y le dijo a Ernesto. “Ves este rabo de aquí? Te lo voy a meter enterito”.

 

Secretaria azota al jefe, el blog del deseo

Ernesto se estremeció, era un strap on enorme y protestó intentando liberarse, “Verónica” dijo…  no pudo decir nada mas, Verónica, cogió una vara y azotando el culo de Ernesto le dijo, “Para ti soy Ama, Ama Verónica”.

“Ahora prepárate que voy a follarte el culo”.

 

secretaria se folla al jefe, el blog del deseo

Y sin mas miramientos le metió de un solo golpe el tremendo strap on. Ernesto noto un gran pinchazo, como una quemazón en su culo y apretó los dientes. Solo gracias a que Verónica antes le había metido un consolador mas pequeño y su culo ya se había ensanchado y lubricado pudo soportarlo.

“Ahora comprenderás lo que sentimos las mujeres cuando los hombres nos dais por el culo sin miramientos, duele, ¿eh cabrón?, contesta!”.

Ernesto solo pudo articular, “Si, Ama Verónica, duele mucho”.

“Se que esto te va” dijo Verónica, “Aunque, me ha parecido que tu culo era virgen pero… no me lo creo, se que estás disfrutando y que no debe ser la primera vez así que te daré bien fuerte cabrón”.

Ernesto intentó controlar la situación, como directivo de nivel sabia ciertos trucos psicológicos y mentales, quizá no podía ponerlos en practica contra quien le follaba el culo tan inmisericordemente, pero si con él mismo. Se dijo a si mismo que tenía que cambiar su esquema mental y lograr extraer placer del dolor.

secretaria se folla al jefe, el blog del deseo

Así pues, relajó el culo y el enorme rabo de goma se deslizaba ya sin tanta fricción, empezó a notar el roce y el masaje que el strap on proporcionaba a su próstata y comenzó a sentir placer, pequeño al principio pero mas intenso en pocos momentos.

Cuanto mas lo cabalgaba Verónica mas placer sentía, era una sensación extraña pues su pene no estaba 100% erecto,  aun así, Verónica empezó a masturbarle mientas le seguía follando el culo, al poco, esa mezcla de placeres hizo que Ernesto volviera a correrse.

Se corrió largamente y su leche fue a caer encima de la mesa, Verónica descabalgo a Ernesto y diciendo “Es una pena que esta leche se desperdicie empezó a lamer las gotas.

lamiendo leche, el blog del deseo

Cuando acabó de lamer toda la leche, besó a Ernesto en la boca y le dijo que habia sido un sumiso muy bueno en su rol.

Ernesto contestó “Bien, Ama Verónica  no estaban en mis planes estos jueguecitos pero me han hecho sentir un placer intenso y distinto, volveré a ser tu sumiso en alguna otra ocasión pero este será nuestro secreto, de puertas para fuera tu eres mi secretaria y yo tu jefe, no lo olvides”

Verónica guiño un ojo y contestó, “entendido, jefe!”

 

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars Rating: 24, 5 votes
Loading ... Loading ...
Bookmark and Share
20 noviembre, 2012

Beso negro y strap on

Beso negro y strap on

Hace unos años, conseguía mis citas visitando los bares o las discotecas, los pubs también son un buen sitio para ligar, pero… a veces es demasiado cansado, quiero decir, no siempre se liga a la primera y si se hace es normalmente con mujeres que no suelen valer la pena, es mi experiencia, claro.

Así que me decidí a apuntarme a una de esas paginas de amor y amistad.

Al poco de apuntarme empecé a chatear con una chica casada. Ella tenía 35 y llevaba 15 años casada. Se casó demasiado pronto reconoció ella. Su marido nunca había sido un hombre divertido, la quería  eso si, pero no era capaz de proporcionarle diversión ni situaciones nuevas. Al final el matrimonio era un aburrimiento.

Morenita guapa, el blog del deseo

Me envió unas fotos para que la reconociera en nuestra primera cita.

Quedamos una tarde a tomar café en una céntrica cafetería de la ciudad, ella era una chica morena, con unos buenos pechos y unas bonitas piernas, conforme ella se iba sintiendo mas cómoda una agradable sonrisa iluminaba su bonito rostro. Iba muy bien arreglada, nadie diría que era una aburrida casada.

Me contó su caso, me dijo que se aburría soberanamente, su marido y ella apenas salían  en cuanto al sexo, era muy monótono un “misionero” y a dormir. Yo protesté, le dije que pensaba que el acto sexual “normal” debía ser suficiente, ella se levantó indignada y me dijo, “mira, me has caído bien y me gustas mucho y ¿sabes? Había pensado en ti como amante, me gustaría follar contigo como una loca pero… si vas a ser un clásico en la cama ya te puedes ir olvidando!”.

Salió de la cafetería, yo la observe pasar por la acera a través de los ventanales, ese cuerpecito… era una diosa! Y yo la había dejado perder.

Cuando llegué a casa le envié un correo, le dije que me había gustado mucho y que no se preocupara, que le satisfaría como su marido no era capaz de hacerlo.

No tuve contestación a mi correo en unos días, ni ella se conectó al chat. Al cabo de unos días recibí un correo, era de ella, me adjuntaba unas escenas de porno. En el correo decia, esto es lo que me gustaría hacer… estas dispuesto.?

Hombre follado por strap on el blog del deseo

Me puse a ver las escenas, en ellas se veía parejas haciendo sexo anal, en una de ellas se veía a una mujer con un strap on apuntando al culo de un tío… Me estremecí, instintivamente apreté el culo y cerré la película. ¿De modo que este es el tipo de sexo que ansiaba la morenita? Vaya vaya, quien lo iba a decir.

No contesté a su correo, pero cometí el error de mirar alguna de las fotos que ella me había enviado, no aparecía desnuda, sin embargo estas imágenes desprendían sensualidad, me atrapaban, me hacían desearla y comprendía que solo con ella iba a tener el sexo que hacia tiempo que anhelaba. Quizá.. quizá consiguiera hacer el amor con ella. Si, eso es, quedaremos para follar y la follaré tan bien que se olvidará de esas ideas de follarme con consoladores. Solo es eso, está aburrida de follar con su marido, en cuanto folle con un tío como yo se olvidará de otras fantasías.

Le contesté el email y le dije que accedía a sus pretensiones. Ella se conecto esa noche al chat y me dijo que me esperaba en su casa el próximo fin de semana, su marido iba a estar de viaje.

Quedamos el sábado para cenar en su casa, era una bonita casa en un barrio elegante de la ciudad.

Sexy girl in kitchen, el blog del deseo

Ella me hizo pasar hasta la cocina, estaba preparando la cena, salmón al hojaldre y algo de marisco que siempre es afrodisíaco dijo ella. Como si hiciera falta, pensé yo, que andaba mas caliente que el rabo de un cazo.

Le pregunté si podía ayudarle y me dijo que no, que me sentara en el comedor y me pusiera cómodo  Yo opté por quedarme sentado en una silla en la cocina y verla evolucionar con la cena, me quedé solo con los slips para estar mas cómodo.

Yo estaba fascinado mirándola, esa combinación de chica sexy, deseosa de sexo haciendo de ama de casa me estaba poniendo a mil. Llevaba un conjuntito ligero muy sexy.

Sexy girl in kitchen el blog del deseo

Ella se sabía observada y sonreía traviesa y pícaramente, se agachaba a menudo a coger cosas de la nevera y yo admiraba embobado esa grupa que me ponía a 100.

Sirvió un par de copas de vino blanco las cuales bebimos enseguida, luego, otras dos copas, nos besábamos entre sorbo y sorbo.

Una de las veces, ella se puso de puntillas para alcanzar un bote de harina, yo me acerqué por detrás y apreté mi dura polla contra su culo mientras mis manos acariciaban sus tetas, ella trastabilló y el bote de harina cayó sobre nosotros dejándonos absolutamente blancos!

– ¿Que has hecho? – Me dijo, – Ahora tendremos que ir a la ducha!

Apagó el horno, me llevó de la mano y fuimos a la ducha. Era una ducha bastante grande y cabíamos los dos perfectamente, así que nos desnudamos y nos metimos juntos.

sex shower dulce deseo sexshop el blog del deseo

Nos enjabonamos el uno al otro, ella me enjabonó el cabello, luego el cuello, mas tarde mis marcados pectorales hasta que llego a mi polla que no podía estar mas tiesa. Las copas de vino y la temperatura del agua me relajaron y me dejé acariciar y mimar. Pero yo también quería enjabonar, así que le enjabone el pelo, los bonitos hombros, sus pechos rotundos, redondos y firmes, sus pezones erectos como diamantes sobresalían de entre la espuma, ella suspiró y se dejó hacer. Luego bajé hasta su depilado coño y lo enjaboné a conciencia deslizando mis dedos por la ardorosa rajita. Nos besamos apasionadamente allí de pié.

Ella me hizo darme la vuelta y me enjabono la espalda, bajó hasta mis nalgas y note como me las frotaba con jabón  se detuvo un momento,  se estaba poniendo gel de ducha en los dedos, luego, comenzó a explorar mi culo,  Yo protesté pero ella me hizo callar, suavemente deslizó uno de sus dedos en mi ano mientras con la otra mano me masturbaba. Yo estaba desconcertado, de no haber sido por el alcohol seguramente no me habría dejado pero esa caricia tan intima y nueva para mi me estaba poniendo muy caliente.

couple in shower el blog del deseo

Mientras me penetraba con sus dedos, su mano acariciaba mi polla y sus pechos resbalaban por mi espalda,  notaba sus pezones duros en mi piel. Ella se estaba excitando muchísimo.

Nos aclaramos el jabón, nos secamos y me llevó de la mano al dormitorio. Ella no perdió el tiempo, me tiró  sobre la cama y se tumbo sobre mi para hacerme una mamada. Me encantó sentir su boca cálida rodear mi duro miembro, su lengua me chupaba con sabiduría, mmmm. Genial.

couple making 69 el blog del deseoPoco a poco ella fue girando sobre mi hasta dejar su coño al alcance de mi boca. Su coño limpito estaba otra vez totalmente mojado pero esta vez de lo caliente que ella estaba. Estábamos haciendo un sabroso 69.

facesitting el blog del deseo

Al poco, dejo de chupármela y se incorporó sobre sus rodillas, restregando su coño y su culo contra mi cara y obligándome a que le lamiera el culo, fue una sensación extraña pero me dejé llevar, nunca lo había hecho antes, jamas había lamido un ojete pero me sorprendió notar la textura de los pliegues de esa piel en mis labios y pronto mi lengua empezó a lamer e incluso a introducirse dentro del estrecho agujerito. Ella vibraba de placer y a mi me ponía mas cachondo aún. Me encantaba hacerle ese beso negro forzado.

Mientras le comía el culo ella empezó a masturbarse con las manos, al poco se corrió, noté las contracciones de su culo en mi lengua  y el néctar de su coño inundo mi barbilla, guau!

Ella se incorporó y dijo

-Mmmm, me has hecho correr muy bien y te voy a recompensar.

she rimjobs him

Yo esperaba que ahora se sentara sobre mi polla y me follara pero no, me hizo poner a cuatro patas y ella se puso detrás mio.

Abrió su bonita boca y se puso a hacerme un trabajito trasero con su lengua en mi culo mientras su mano me masturbaba. Esta morenita me estaba volviendo loco, nunca había sentido nada igual, su lengua entraba y salia de mi ojete, sus labios besaban mi culo, su mano me trabajaba la polla, mmmm.

Mi estrecho agujerito empezó a abrirse, necesitaba mas caricias, ella se dio cuenta y chupando uno de sus dedos lo introdujo en mi, luego dos dedos, luego tres. Cuando mi agujero estaba suficientemente abierto ella se incorporo, yo me quedé a cuatro patas expectante.

Al poco vino hacia mi, llevaba puesto un strap on y en una mano sostenía un botecito de lubricante.  Se inclino, lamió mi culo de nuevo haciéndome un delicioso beso negro,  lo untó de lubricante, se situó tras de mi y… me penetró, primero dulcemente y luego ya mas salvajemente.

He de confesar que me corrí mientras ella me penetraba,  mi leche salia a borbotones de mi polla mientras me estremecía con sus enculadas.

Ella a su vez también se corrió al notar como me corría y como me hacia disfrutar.

Repetimos toda la noche diferentes posturas y juegos anales, ni que decir tiene que no cenamos…

 ***

 Si te han gustado el relato y te apetece jugar con  juguetes eróticos puedes adquirirlos en Dulce Deseo  Sexshop

Crea tu cuenta en la tienda haciendo click AQUI y te otorgaremos automaticamente un descuento del 10% para tu próxima compra de juguetitos eróticos*, es una de las ventajas de ser lector/a del Blog del Deseo

(*)Solo en el territorio español

 

 

 

 

 

 

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars Rating: 10, 2 votes
Loading ... Loading ...
Bookmark and Share

Me lo hice con mi amiga, relato lesbico.

Me lo hice con mi amiga, relato lesbico.

Hacia unos meses que había echado de mi casa a mi último novio; una lástima, parecía que la cosa podía prosperar, era un chico agradable, educado, bien parecido, me gustaba follar con él.

También me fascinaba lo mucho que él sabía, era licenciado en ciencias físicas y  astrónomo amateur, de hecho, me enseño muchas cosas sobre estrellas y constelaciones que yo ignoraba, me decía en ocasiones que de todos los astros yo era el más bello.

Dulces palabras que me encantaban pero… Un día volví más pronto del trabajo y lo pillé follando con otra tía en mi casa, en nuestra cama; pasó lo de siempre, el dijo: “Cielo, no es lo que parece”

No sé qué otra cosa puede parecer ver  a mi novio con la polla dentro del culo de otra tía.

Así pues, le puse las maletas en la puerta y le pedí que se marchara.

Se llevó todo menos un telescopio que guardaba en mi trastero, era uno de los primeros telescopios que compró, según él no era gran cosa pero, para una persona inexperta como yo me pareció que tenía un gran alcance.

En una de las largas tardes de verano donde se estaba mejor en casa con el aire acondicionado que en la calle decidí sacar aquel telescopio del trastero y jugar un rato con él.

Me lo hice con mi amiga, relato lesbico

Lo llevé al ventanal del salón y me puse a mirar el cielo, una tontería porque todavía no era de noche, así que me puse a jugar a fisgonear el edificio de enfrente.

Vivo en una gran avenida, así que el edificio de enfrente está lejos, pero no lo suficiente para este telescopio, enfoqué y fui oteando las ventanas, los balcones, los áticos…

En ello estaba cuando me pareció ver un rostro familiar, si, era mi amiga Yoli, una persona encantadora que tampoco tenía suerte con los hombres; recientemente le había pasado lo mismo que a mí, también se encontró a su chico follando con otra.

Allí estaba ella, en bikini en la terraza de su ático, tomando el sol del atardecer, ajena a pensar que nadie la pudiera estar viendo. La observé a mi placer, bueno, no es que no la hubiera visto antes con poca ropa, a veces vamos juntas a comprarnos ropita y nos metemos también juntas en los probadores, es una cosa normal entre mujeres.

Pero el hecho de estar contemplándola, espiándola, tenía algo de morbo para mi, “está muy buena” pensé, si yo fuera su novio no tendría ojos más que para ella y no pensaría más que en follar a todas horas con ella. Que tontos son los hombres, no saben apreciar lo bueno cuando lo tienen!

Veo que mi amiga se incorpora de la tumbona, se quita la parte superior del bikini y coge una botellita de bronceador, se vuelve a tumbar y empieza a aplicarse el bronceador por su piel.

Observo con deleite como se unta, como frota sus bonitos hombros, como se pone el aceite por sus preciosos pechos, luego por su tripita, repite la operación varias veces…

Chica masturbandose el blog del deseo

Una de las veces que se pone bronceador en el vientre veo que una de sus manos se mete bajo la braguita del bikini, me pareció una tontería ponerse bronceador sin quitarse la braguita pero sigo observando, no, no se está poniendo bronceador en el coño… su otra mano acaricia sus pechos, se está masturbando!

Veo perfectamente como su mano se mueve ahora frenéticamente bajo la braguita, observo su cara, tiene la cabeza echada hacia atrás y su cara es todo un gesto de placer, de inmenso placer, si, no tardará en correrse y yo veré como Yoli se corre, ella no lo sabe pero se está corriendo para mí.

Estoy fascinada viendo esta escena, quizá fascinada no sea la palabra, mis pezones se han puesto duros y ya hace unos minutos que noto mi rajita húmeda, más bien mojada…

Orgasmo

Sigo observando, ella se sigue masturbando frenéticamente, uno de los lazos de la braguita se ha soltado y la tela ya no tapa su sexo, veo perfectamente como hunde sus dedos en su mojado coño, veo esos labios henchidos y mojados.  De repente, su culo da unas sacudidas y se levanta de la tumbona.  Se está corriendo…

Yo empiezo a acariciarme, pero… no me apetece hacerme un dedo, me apetece más hacer el amor,  que me coman el coño, que hundan dedos en mi coño como he visto hacer a mi amiga en el suyo.

Sigo mirando y veo como mi amiga se incorpora y entra en la casa, seguro que no ha quedado satisfecha, igual va a por un consolador (sé que tiene porque las chicas nos contamos estas cosas). Me gustaría ser yo quien cogiera ese consolador y lo dirigiera  a su coño o a su culo y penetrarla.

Somos amigas desde hace años, tenemos confianza, podría llamarle, ir a su casa y ver qué sucede, yo estoy caliente, ella también, quien sabe…

llamando a su amiga

Así que cojo el teléfono y le llamo, veo como coge su móvil del bolso y descuelga

-Hola Yoli! –dije yo

-Vaya Carmen, que sorpresa!, hace un ratito estaba pensando en ti

-Pues yo justamente… – iba a decir que la acababa de ver haciéndose un dedo, pero me mordí la lengua y continué – yo justamente también pensaba en ti, ¿Quieres que vaya a verte ahora?

-Me encantaría, -dijo ella

-Voy ahora mismo, dije yo y colgué.

El corazón me iba a cien, ¿Qué estaba haciendo? ¿Iba a tener una relación lésbica con una amiga?, nunca me lo había planteado pero… me apetecía!

Y si me equivocaba con mi amiga, igual ella no… Nunca dio muestras de que le gustaran las mujeres en general o yo en particular pero Yoli ha dicho claramente “estaba pensando en ti hace un ratito”, o sea, mientras se masturbaba!

Quitandose las braguitas

Esto me puso todavía más cachonda, no tuve más remedio que cambiarme las braguitas pero no me duché, pensé que no debía matar las feromonas que sin duda mi cuerpo no paraba de emanar.

Me puse lo primero que vi en el armario  y salí a casa de mi amiga.

Hablando con mi amiga

Cuando llegué ella ya se había vestido, me hizo pasar al salón y tomamos unos cubalibres en tazas! ya que en la última pelea con su novio la cristalería no salio muy bien parada.

Si aun quedaba un ápice de inhibición en mi, el alcohol del combinado estaba acabando de borrarlo. Mientras hablábamos la miraba con lujuria, creo que ella se daba cuenta.

-Veo que has redecorado la casa, Yoli -dije yo.

-Si, algunos muebles estaban estropeados y otros me recordaban a el, así que los cambié, ¿Quieres que te enseñe la casa?

Nos incorporamos y me cogió de la mano y me acompañó por las estancias, estaban magníficamente decoradas, un precioso ático  al llegar al dormitorio principal comenté.

-Vaya, que cama! aquí es donde follabais los tortolitos, eh?

-Dices bien Carmen, donde follabamos, porque eso ya acabó!, estoy harta de los hombres pero el caso es que cada vez estoy mas caliente. De hecho, antes he fantaseado pensando en ti y …

-Vaya, ¿de verdad? -dije haciéndome la sorprendida, ¿Y que fantaseabas?

Yoli besa a Carmen

Por toda respuesta Yoli besó mis labios y luego dijo, “ven, vamos a la cama”

Yoli y Carmen en la cama

Yoli no perdió el tiempo, en unos momentos estábamos las dos en la cama, desnudas, mientras me besaba, su mano acariciaba mi coño y metía uno de sus dedos en mi rajita… la cual estaba increíblemente húmeda, cálida y deseosa.

Sus labios eran deliciosos, dulces, suaves, como terciopelo y sus manos delicadas acariciaban con suavidad pero con firmeza mi cálido cuerpo, a cada caricia a cada beso me sentía mas caliente pero también mas deseada y mimada.

Me gustaba sentir sus dedos en mi coño, era lo que estaba deseando toda la tarde, desde que vi a Yoli meter sus dedos en su precioso y carnoso coño. Yo deseaba devolverle todo el placer que ella me estaba proporcionando, se que solo una mujer sabe como lamer un coño de la manera que a ella le gusta ser comida, así que me puse a ello.

Yoli y Carmen 69

Nos pusimos a hacer el sesenta y nueve, si es morboso sentir unos labios femeninos lamiendo sabiamente tu coño… es mas morboso todavía lamer unos labios femeninos y darles todo el placer y notar como el néctar del interior del coño fluye hacia tu boca, mmmm.

Pronto noté como mi amiga Yoli se corría en mi boca, noté como se estremecía  como sus muslos vibraban en mis mejillas y su néctar fluía a borbotones, eso me puso todavía mas caliente y también me corrí.

Ambas deshicimos nuestro abrazo y caímos de lado en la cama. Yo me sentía genial, pero,  a pesar de los dedos de Yoli en mi coño y del  fantástico sesenta y nueve que acabábamos de hacer, me sentía vacía.

-¿Yoli? – dije.

-¿Si? – dijo ella.

-Uffff, lo he pasado en grande, -respondí, pero, echo de menos ser penetrada, que me cabalguen, que me follen.

-Te entiendo y tengo lo apropiado.

-Pero… Yoli, un consolador no es lo mismo!

-Tranquila Carmen, no, no es lo mismo, por eso hace poco compré un consolador de cintura, un strapon, iba a utilizarlo con él,  me pareció muy abierto a nuevas experiencias, ahora, no tengo con quien probarlo salvo contigo, y ¿sabes Carmen?, me gustaría follarte!

-Hazlo Yoli, quiero sentirte dentro de mi.

Yoli y Carmen strapon

Yoli fué muy delicada, apuntó su strapon a mi mojado agujerito y empujó poco a poco, yo estaba tan mojada que no necesitaba esas delicadezas, la polla de goma hubiera entrado en mi mojado coño a la primera, pero agradecí esa delicadeza que solo una mujer puede proporcionar.

Yoli me cabalgaba cada vez mas furiosamente, yo me dejé llevar, por fin en meses, me sentía llena y querida, era una situación muy morbosa y me dejé llevar, me corrí largamente. Yoli, al notar como se corría se corrió también.

Pero, yo quería mas, el cabrón de mi ex novio, a parte de gustarle la astronomía le gustaba el sexo anal y me follaba el culo hasta hacerme desvanecer de placer.

-Yoli… -dije

-¿Si? – dijo ella

-Me gustaría sentirte en mi culo

Yoli y Carmen strapon culo

Yoli, como la buena amiga que era, me hizo caso, me puso a cuatro patas, se agachó y lamió mi ojete con su experta lengua para provocar mi deseo. Mi culo se abrió esperando sus caricias. Yoli cogió un bote de lubricante de la mesita de noche, untó sus dedos en el y perforó mi ojete. Me estremecí de placer, luego, sacó sus dedos, untó su rabo de goma de lubricante y lo apuntó a mi agujerito.

-Carmen -dijo Yoli, ¿Quieres que te folle el culito?

-Si Yoli, te quiero tras de mi, rómpeme el culo!

Yoli apretó mas su rabo de goma contra mi culo, yo sentí un poco de quemazón el cual fue dando paso a un intenso placer, mi amiga, una de mis mejores amigas, me estaba follando el culo, me estaba dando por culo con un strapon. ¿Puede haber algo mas morboso?

Notaba como Yoli se ponía cada vez mas caliente, el roce del strapon en su pubis acrecentado por el morbo de follarme la estaban poniendo a mil.

-Me voy a correr -dijo Yoli

-Si, dame, dame, dame

-Yoli incrementó las embestidas, me estaba follando bien y yo tengo el culito muy sensible, me encanta que me lo follen con maestría.

Noté el orgasmo de Yoli y me dejé llevar, yo también me corrí con su polla de goma en mi culo, la sensación era indescriptible.

Yoli y Carmen reposan en la cama

Poco despues… nos dejamos caer en la cama, una al lado de la otra.  Yoli me besaba tiernamente mientras acaricia mis pechos, ha sido genial!  Volverá a suceder…

 ***

Si te han gustado el relatoy te apetece jugar con strap ons y otros productos BDSM puedes iniciarte adquiriendo tus juguetes en Dulce Deseo  Sexshop

Crea tu cuenta en la tienda haciendo click AQUI y te otorgaremos automaticamente un descuento del 10% para tu próxima compra de juguetitos eróticos*, es una de las ventajas de ser lector/a del Blog del Deseo

(*)Solo en el territorio español

 

 

 

 

 

 

 

 

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars Rating: 39, 11 votes
Loading ... Loading ...
Bookmark and Share